Pagina Principal
H. Alfonso Pérez Larios M.Sp.S

¡Quisiera llegar a un amor
de locura
pero no sé cómo!


"Quisiera llegar a un amor de locura, pero no sé cómo: tengo días que me parece no tengo corazón como que nada siento y me pregunto: ¿Qué no amo a Dios? Y a esa pregunta no puedo menos de decir que sí lo amo; porque, si no fuera eso, ¿cómo vivir? ... Pida porque mi corazón se encienda en amor hacía Él, que no tenga otra preocupación más que hacer todo lo agradable a su Corazón".

"Yo conocí a Alfonso en las velaciones al Santísimo que el Sr. Francisco Zúñiga disponía periódicamente. Su trato con los sacerdotes era sumamente respetuoso. Con los hermanos afable y cariñoso, pero con cierto respeto. Con las señoras muy atento con respeto. Con las señoritas con amabilidad respetuosa. Con los ancianos comprensivo y cariñoso. Con los niños complaciente y hasta cierto punto alegre. Se distinguió siempre por su acentuada piedad y carácter inalterable en todas las situaciones" (Enrique Jasso López)."

"En el tiempo que conviví con el Hermano Alfonso lo vi siempre fiel a su adoración ante el Santísimo, casi invariablemente la hacía de rodillas, hincado, no en un reclinatorio sino en el suelo. Pocas veces lo vi leyendo algún libro o el Misal, más bien hacía su oración manteniendo una actitud natural de recogimiento como quien estaba atento a Dios con sencillez". (P. Pablo Vera, M.Sp.S.).


Nace el 13 de diciembre de 1886, en Lagos de Moreno, Jalisco, México

En agosto 1917 conoce al Venerable Siervo de Dios, Félix de Jesús MSpS, y se decide a entrar en su Congregación fundada apenas dos años antes.

Hace su primera profesión en mayo de 1920 y su profesión perpetua como Hermano Caodjutor, Misionero del Espíritu Santo, en 1923.

Realizó su apostolado como Hermano Coadjutor en las ciudades de Morelia, Ciudad de México, Celaya, Puebla, Irapuato, Durango y Roma.

El P. Félix tuvo por el Siervo de Dios un aprecio especial y viendo la profundidad de su vida espiritual y la solidez de su espiritu religioso, lo envió frecuentemente a las casas de formación de la naciente congregación: Escuela Apostólica , Noviciado, Filosofado y Teologado.

Murió en México D.F., el 6 de febrero de 1965.

Su Causa de Canonización se inició formalmente en la Arquidiócesis de México en Agosto de 1994.

El Proceso Diocesano llegó a Roma y recibió la validez jurídica el 10 de enero de 1997.

Pagina Principal

 

Biografía


Capitulo I

Capitulo II

Capitulo III

Capitulo IV

Capitulo V

Capitulo VI


Capitulo VII


Capitulo VIII

Capitulo IX

Capitulo X

Capitulo XI

Capitulo XII

Capitulo XIII

Capitulo XIV

Capito XV

Capitulo XVI

Capitulo XVII

Capitulo XVIII

Capitulo XIX

Capitulo XX

Capitulo XXI

Capitulo XXII

Capitulo XXIII

Capitulo XXIV
 

 

 

| | | |
| | |